Año 7. No. 359. del 21 al 27 oct. 2012

Portal Semanario
www.frecuencialaboral.com: Premio Comunicación Alternativa

 

El Gobernador se Negó al Diálogo y Prefirió el Garrote

LA REPRESIÓN EN MICHOACÁN ¿ANUNCIA LO QUE VIENE?

*Además de Reprimir a los Estudiantes...Intentan Mermar las Protestas del Magisterio vs la Reforma Laboral.

 

Por Antonio Peregrino Rojo

Colaborador de Frecuencia Laboral

El gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo prefirió desatar la violencia contra normalistas y maestros de Michoacán, antes que conceder el derecho de audiencia a los estudiantes que reclaman frenar la reforma curricular. El líder de la sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan José Ortega, aseguró que intentó frenar esta ola represiva un día antes de que se desatara, porque se filtró la información del operativo planeado contra los estudiantes...pero el gobernador se negó a recibirlo.

"Pudo haberse detenido ese acto represivo... nosotros quisimos convertirnos en interlocutores entre el gobierno del Estado y los alumnos, lo cual fue rechazado porque el plan de represión ya estaba encaminado...nosotros hacíamos una propuesta de la revisión de las peticiones de los alumnos y había una propuesta de solución que acercaba a las partes. Sin embargo, no fuimos escuchados".

El lunes 16 de octubre del 2012 por la madrugada alrededor de 400 elementos policíacos del gobierno del estado y del gobierno federal, en operativo conjunto, con perros de caza, detuvieron con violencia innecesaria a 178 normalistas que mantenían tomadas las instalaciones de la normal rural de Tiripetio, Cherán y Arteaga, de los cuales 8 siguen presos. Los demás quedaron libres tras dos movilizaciones multitudinarias de los maestros del SNTE y de distintas organizaciones.

El mismo lunes por la tarde la represión se hizo extensiva a los maestros. Efectivos policiales detuvieron al profesor Jorge Cázares, quien el viernes anterior acababa de dejar el cargo de secretario general de la sección 18 y, al mismo tiempo, aprehendieron a profesor Juan José Ortega, hallanando las oficinasdel SNTE en Michoacán, quien tenía tres días en el cargo. No hubo argumentos en su contra ni denuncias. Los dejaron libres dos horas después. Al momento de ser detenidos algunos periodistas tomaron fotos y las subieron al internet, lo cual permitió que sus agremiados se organizaran y salieran a defenderlos.

Al día siguiente alrededor de 20 mil trabajadores de la educación salieron a las calles de Morelia, capital de Michoacán para recriminarle al gobernador priista Fausto Vallejo su actuación dictatorial. Dos días después, el 18 de octubre del 2012, se sumaron otras organizaciones, para hacer una nueva movilización, aglutinandose más de 50 mil manifestantes en rechazo a la represión, libertad de los estudiantes presos y en protesta por el uso de las fuerzas públicas en contra del reclamo social.

El profesor Juan José Ortega, actual líder de la sección 18 del SNTE, en entrevista con Frecuencia Laboral observó que con estas acciones violentas el gobierno federal y el gobierno estatal intentan mermar las movilizaciones del magisterio michoacano en contra la reforma laboral, pero no lo logrará. Y a partir del lunes 23 de octubre del 2012 se mantendrán en plantón para bloquear el Senado de la República, en la ciudad de México, donde inician las votaciones para aprobar las modificaciones regresivas a la Ley Federal del Trabajo, con las cuales eliminan 36 derechos conquistados por los trabajadores.

"Para nosotros es un acto que busca inhibir el movimiento social en Michoacán y tenernos ocupados o temerosos, para no manifestarnos en la ciudad de México en contra de la Reforma Laboral".

El profesor Jorge Cázares, ex líder del magisterio en la entidad, dijo en entrevista con Frecuencia Laboral, que aumentó el rechazo social hacia el gobernador Fausto Vallejo por desatar la represión e intentar criminalizar la protesta pública, creando escenarios falsos de actos vandálicos, pues a los jóvenes detenidos pretenden imputarles el incendio de camiones de transporte de pasajeros que tenían retenidos.

"Hay evidencias tomadas por periodistas gráficos en las que se nota que quienes empezaron a incendiar los autobuses fueron los propios policías". Sin embargo, las imagenes de los camiones en llamas se estuvieron repitiendo a través de los monopolios de la información día y noche, para intentar hacer creer que fueron los estudiantes normalistas quienes les prendieron fuego, "con eso el gobierno federal intenta justificar sus actos represivos, pero con la movilización de más de 50 mil personas, de maestros, estudiantes y de otras organizaciones, se muestra que la inconformidad social va en aumento".

Agregó que "fue un desalojo y una represión brutal en contra de los estudiantes normalistas. Ellos estaban demandando desde hace más de un mes una audiencia con el gobernador Fausto Vallejo, porque rechazan la reforma curricular que se está imponiendo a todas las escuelas normales del país desde este año, la cual va encaminada a reducir los procesos formativos de los maestros...sin embago, lo que vino fue la orden de desalojo, decenas de heridos, más de 175 detenidos, las escuelas quedaron semidestruidas...todo esto porque lejos del diálogo, el gobernador implementó una medida represiva".

 
 
 

 

 

 
 
 
 
 
 
 

Año 7. No. 359. del 21 al 27 oct. 2012

Portal Semanario
www.frecuencialaboral.com: Premio Comunicación Alternativa
Ir al Inicio
Directorio
¿Quiénes Somos?
Contáctanos
Denuncias y Opiniones