Año 4. No. 240. del 12 al 18 junio 2010.
México,D.F.
www.frecuencialaboral.com: Premio Comunicación Alternativa

 

Repudio a la Toma de Cananea

MINEROS DE CANANEA RECUPERARÁN LA MINA

*Rompe Alianza Clasista Diálogo con el Gobierno Federal.

 

Por Regina Vargas

 

Sindicatos, agrupaciones campesinas, sociales y de la sociedad civil repudian el desalojo de trabajadores en huelga de la mina de cobre de Cananea, Sonora, el domingo 6 de junio del 2010en la noche, por parte de elementos de Policía Federal y estatal. Por lo que el sindicato minero afín a Napoleón Gómez Urrutia advirtió que “le duela a quien le duela y a como dé lugar, van a recuperar la mina de Cananea”.

En diferentes conferencias de prensa, adelantaron que van hacer un paro nacional, la toma de puertos y carreteras en diversas localidades y varias caravanas irán a esa ciudad sonorense.

Acusaron que en ese desalojo hubo dos heridos adultos y un niño y varios intoxicados; en tanto que el gobierno federal aseguró que no se registraron víctimas durante el operativo “pacífico” de desalojo.

Los integrantes de la Alianza Clasista : UNT, CNC, electricistas, campesinos, organizaciones sociales, entre otros, repudiaron la toma de la mina de Cananea, en huelga desde el pasado 30 de julio del 2007, e hicieron responsable de esta agresión a Felipe Calderón y Javier Lozano y de los que le suceda a esos mineros y sus familias, por lo que rompieron el diálogo con el gobierno federal.

El sindicato minero, acusó que las fuerzas federales “hirieron con armas de fuego a tres personas (dos trabajadores y un joven), bañaron con gas lacrimógeno ese espacio y procedieron a instalar un régimen de terror contra los compañeros que sostenían la huelga heroica de casi tres años de duración en demanda de justicia hacia su movimiento”.

El pasado 7 de junio, la Unión Nacional de Trabajadores, la Confederación Nacional Campesina y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), dieron a conocer que tras ese operativo de desalojo, dan por roto el diálogo con el gobierno federal, el cual mantenían en mesas de trabajo con diferentes secretarías de estado y manifestaron que realizarán protestas en solidaridad con los napomineros.

Antonio Navarrete y Genaro Arteaga, vocero y Secretario de Asuntos Políticos de la sección 65, del sindicato minero, informaron que durante el desalojo en la noche del domingo hubo dos heridos y no hay detenidos ante lo que calificaron “de una acción cobarde del gobierno federal en contra de los mineros”.

Navarrete comentó: “si pensaban que con desalojarnos todo había terminado, están muy equivocados. Nos estamos reorganizando y diseñando un plan de acciones de protesta y exigimos al gobierno una salida pacífica, porque de lo contrario las cosas van a ir subiendo de tono.

Genaro Arteaga aseveró que con los paros que realizarán en la industria minera generarán un descontrol en todo el país y que poco a poco se irán sumando diversas organizaciones a nivel nacional e internacional en las protestas y diversas acciones que realizarán.

En ese sentido, Francisco Hernández Juárez y de la CNC, Cruz López, manifestaron que definirán esta semana las acciones de protesta; el primero manifestó que su agrupación sí realizaría un paro nacional.

Cruz López afirmó que como diputado federal promoverá que el asunto sea abordado en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión y que sean llamados a comparecer los secretarios de estado involucrados en este asunto.

En ese sentido, Fernando Amezcua, vocero del SME manifestó el apoyo de los integrantes de esta organización a los mineros y reiteró que el aseguramiento de instalaciones de Cananea por parte de la Policía Federal muestra una vez más el lado represor del gobierno de Felipe Calderón.

Por su parte, el coordinador del Frente de Renovación Nacional del Sindicato Minero, Carlos Pavón, responsabilizó al líder minero, Napoleón Gómez Urrutia, de la ocupación de la mina de Cananea por parte de las fuerzas federales.

"Esa mina salió a huelga para que se retirara la orden de aprehensión contra Napoleón Gómez Urrutia y posteriormente él pedía 100 millones de dólares para levantar la huelga", indicó.

Mientras que Marco del Toro, abogado de los mineros de Cananea, aseveró que la toma de las instalaciones de la mina es un ataque directo al derecho de huelga, por lo que el Gobierno tendrá que enfrentar las consecuencias legales.

El abogado informó que hasta el momento no tiene la información de que se haya detenido o lastimado a alguien durante la irrupción de la Policía Federal.

En un comunicado, el sindicato minero sostuvo que los trabajadores en huelga de Cananea y el Sindicato Nacional de Mineros jamás aceptaron ni aceptarán el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

“Que en clara simulación se apoyó en la versión unilateralmente ilegal de la empresa Grupo México de Feliciano Larrea expuesta a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje en abril de 2009, la cual por su parte impidió por completo que el Sindicato expusiera sus razones y argumentos en ese juicio sumario de sólo horas de duración, que más pareció un ilegal “mátalos en caliente” del supuesto y arbitrario juzgador, la JFCA, en remembranza de la orden represiva del dictador Porfirio Díaz”.

Mineros disidentes que no simpatizan con Napoleón Gómez Urrutia consideraron que tras el desalojo de la mina de Cananea, Sonora, las autoridades deberían proceder igual en las de Sombrerete, Zacatecas, y Taxco, Guerrero, en huelga desde el 30 de julio del 2007. Mientras que los dirigentes campesinos, Max Correa de la Central Campesina Cardenista y José Durán, líder de la Unión Campesina Democrática, externaron su repudio por el desalojo de la esa por lo que exigieron diálogo y negociación para resolver el conflicto.

Por su lado, el dirigente del otro grupo minero disidente, Carlos Pavón, representante del Frente de Renovación Nacional del Sindicato Minero, Carlos culpó a Gómez Urrutia de cualquier daño a la integridad de los trabajadores de la mina de cobre de Cananea, Sonora, ya que aseguró que antepuso sus intereses personales a la de los trabajadores de esa central sindical.

Culpó que Gómez Urrutia “pretendió negociar con la Secretaría de Trabajo y Previsión Social y el gobierno federal que se retiraran las órdenes de aprehensión contra él y se le indemnizara con 100 millones de dólares por daño moral, por lo que dejó de lado la defensa de los trabajadores”, resaltó.

Los integrantes de la Alianza Minera afirmaron que la huelga de Cananea, se convirtió en un conflicto político artificial del que se han benefician los partidos y los “dinosaurios” del sindicalismo como Francisco Hernández Juárez.

En tanto, el secretario del Trabajo, Javier Lozano aseguró que el gobierno federal no estaba enterado del ingreso a las instalaciones de Pasta de Conchos, y dijo que la empresa, junto al Gobierno del estado de Coahuila, fueron quienes determinaron esta acción.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

En un comunicado, la STPS aclaró que el sellado de la mina 8 de la Unidad Minera Pasta de Conchos que está realizando la empresa Industrial Minera México. Indicó que como consecuencia de la resolución de la Secretaría de Economía de fecha 30 de noviembre de 2007, las obras y trabajos mineros se encuentran suspendidos en esa mina lo cual significa que la concesionaria está impedida para sustraer mineral.

“Una vez dictada la suspensión, la empresa tomó unilateralmente la determinación de sellar barrenos y tiros de ventilación dejando pendientes de sellado los inclinados y la bocamina”, resaltó.

Por separado, el coordinador de la Alianza Minera Nacional, Héctor Jiménez, detalló que si un juez confirma también la ilegalidad de esas huelgas, sería inminente una acción similar.

“Tanto la mal llamada huelga de Cananea como la de Sombrerete y la de Taxco, siempre fueron utilizadas como paros artificiales y usadas con el único fin de chantaje para evitar que se encarcelara a Napoleón Gómez Urrutia”, sostuvo.

Acusó que tanto Hernández Juárez como López Obrador si quieren hacer algo por los trabajadores, “pues que hagan una colecta para juntar comida y dinero para los mineros que durante más de dos años no percibieron sus ingresos, debido al paro loco que hizo Napoleón. Pero claro eso no lo dicen estos políticos, porque no les conviene”, planteó.

Pavón, ex brazo derecho de Napito, consideró que con el desalojo de la mina se acabó el mecanismo de chantaje con el que el dirigente sindical evitaba su extradición y aprehensión.

Sobre el tema, el abogado de los trabajadores que reclaman 55 millones de dólares del fondo minero, Agustín Acosta, mencionó que aunque nada tienen que ver con ese conflicto, que es entre la sección 65 de Cananea y Grupo México, el desalojo de esa mina es importante porque quita a Gómez Urrutia una herramienta de presión.

A su vez, Napoleón Gómez Urrutia en una entrevista a una estación de radio, indicó que el desalojo violento a Cananea es una agresión más en contra del sindicato minero y forma parte del servilismo y entreguismo de las autoridades federales hacia una empresa.

“La empresa lo intentó tres veces: declarar inexistente la huelga, esto es, la JFCA la declaró inexistente, pero por la vía legal y de los amparos la volvimos a restituir, siempre por los cauces legales siempre, pero finalmente deciden invocar causas de fuerza mayor”, argumentando saqueos y pillajes que nunca existieron, y que no hubo causa de “fuerza mayor” que determinaban que la mina no estaba en condiciones de operar”, indicó.

Reiteró que en asamblea se acordó que ninguno de los trabajadores va aceptar la liquidación que ofreció Lozano, pues ellos siguen con su lucha, “no van a regalar su trabajo, su vida, sus contratos colectivos a una empresa, y por supuesto que seguiremos en la lucha y los trabajadores se reagruparán”

El jueves 10 de junio, mineros afines a Napoleón Gómez Urrutia denunciaron que se dieron nuevos hechos de agresión de policías federales contra trabajadores en huelga de Cananea, Sonora, donde resultaron dos heridos dos y muchos afectados por los gases que lanzaron los uniformados.

Detallaron que a las 6:50 horas de ayer, mineros sindicalizados de este centro de trabajo, acudieron a las puertas de la mina, con la finalidad de bloquear el ingreso de “terceros”, que la empresa Grupo México pretende contratar, violando el estado de huelga subsistente que legalmente no ha cesado.

Por su parte, el dirigente de la sección 65 de Cananea, Sonora, Sergio Tolano, informó que se instaló una mesa de negociación con el gobierno del estado que encabeza Guillermo Padrés, a quien le solicitaron que no estén presentes los uniformados.

 
     
 
 
 
 
 
 
 
 
Año 4. No. 240. del 12 al 18 junio 2010.
México,D.F.
www.frecuencialaboral.com: Premio Comunicación Alternativa
Ir al Inicio
Directorio
¿Quiénes Somos?
Contáctanos
Envíanos tu Denuncia