Portal Semanario
Año 10. No. 533. del 06 al 12 mar 2016
Premio de Comunicación Alternativa

¿Fin de la paz laboral ?

OFENSIVA CONTRA EL DERECHO DE HUELGA

*Autoridades Laborales Cancelns ese Derecho con Argumentos Ilegales

 

Por Carlos Guillén S.

Secretario del Exterior del Sindicato Unico de Trabajadores

de la Industria Nuclear SUTIN

Publicación original en www.frecuencialaboral.com

La presumida paz laboral que tanto enorgullece al gobierno, esta semana se vio en aprietos. Cuatro sindicatos, con distintas características, decidieron colocar las banderas rojinegras, con demandas que van desde la seguridad social, hasta respeto a la contratación colectiva y freno a los despidos. Los escenarios: los estados norteños de Sonora, Sinaloa y Chihuahua, Michoacán en el occidente del país y Querétaro en el centro. La respuesta, a cargo de autoridades que deberían garantizar el respeto a los derechos de los trabajadores: declaraciones ilegales de ilegalidad o improcedencia.

El lunes, el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana, después de largas e infructuosas negociaciones, decidió recurrir al instrumento que la ley establece para restablecer el equilibrio entre los factores de la producción o para que los pactos entre éstos se revisen y se respeten: la huelga. A su vez, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje dictaminó que la huelga de los profesores debería ser “de puertas abiertas” a fin de no afectar –según la junta—el derecho de los estudiantes o de otros profesores o los trabajadores. Con esto, en la práctica, se cancela el derecho de huelga, se abre la posibilidad de enfrentamientos en la comunidad universitaria y se piensa “sentar un precedente”.

Horas más tarde, después de semanas de haber esperado una respuesta de las autoridades del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, CIAD, (que la misma pretendió dar apresuradamente en dos días) y una vez cubiertos todos los requisitos que la ley establece para tal caso, el Sindicato Auténtico de Trabajadores del CIAD, en asamblea, decidió estallar su huelga, con el principal objetivo de contar con afiliación a un sistema de seguridad social, del que inexplicablemente, carecen los trabajadores de ese centro de investigación, que es parte del Sistema CONACyT. Esto se hizo en presencia de funcionarios de la secretaría del trabajo.

Casi una hora después, sin embargo, el SIATCIAD se enteró que la junta de conciliación (esta vez la Federal) dictaminó que era “improcedente continuar el trámite” para su revisión contractual. Se adujo la falta de entrega de una relación de personal de emergencia, lo que contradice la actuación de los funcionarios laborales presentes al estallar la huelga, que pudieron haber señalado la falta. De inmediato, el SIATCIAD procedió a solicitar el amparo de la justicia federal, lo que al momento de escribir estas líneas, aún está pendiente de resolución.

Cabe destacar que la decisión del sindicato, integrado mayoritariamente por trabajadoras con alta preparación, ha sido defender su derecho a la seguridad social y a la huelga y que se trata de la primera huelga estallada en un centro público de investigación, dependiente de CONACyT.

Poco antes de terminar la semana, el Sindicato de Empleados de la Universidad Autónoma de Querétaro, hizo valer su emplazamiento a huelga por revisión salarial, ante la permanente agresión contra la organización sindical por parte de las autoridades de esa institución educativa, que ha llegado al grado de despedir a la Secretaria General del STEUAQ junto con otra dirigente, lo que tal vez sirvió de ejemplo al rector de la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl, quien despidió a la Secretaria General y dos dirigentes más del sindicato de trabajadores de esa institución.

El mismo día, la Sección 271 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, con sede en Lázaro Cárdenas, Michoacán, en respuesta a la ola de despidos de la empresa Acelor Mital (antes Sicartsa) hizo que las consignas proletarias y las banderas rojinegras volvieran al escenario donde se dieron importantes luchas obreras hace algunos años. Como en el pasado, y como en los otros casos, las autoridades laborales, con una rapidez que envidiarían los servicios de emergencia, dictaminaron que se trataba de un “paro ilegal”, calificación que han omitido en el caso de los despidos. Convendría que los funcionarios recordaran que los metalúrgicos de ese puerto michoacano, saben de luchas obreras, de unidad y organización y de dignidad proletaria.

Para no quedarse atrás, la Junta Especial Numero 16 de la Junta Local de Conciliación de la Ciudad de México, ante el emplazamiento a huelga del sindicato de trabajadores del Instituto de Educación Media Superior, se adelantaron a decir que “las autoridades del trabajo” fijarán el número de trabajadores para que “sigan ejecutándose las actividades” en caso de huelga. Otro caso de negación anticipada del derecho de huelga.

Queda claro que la agresión a los derechos de organización, contratación colectiva y huelga de los trabajadores afiliados al Sindicato de Trabajadores del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, a quien la Junta Federal 11 declaró “improcedente” la posibilidad de llegar a la huelga por la firma de contrato colectivo de trabajo, no es un acto aislado. Es parte de un proceso que hoy cocina en la clandestinidad, una reforma laboral contraria a los derechos de los trabajadores.

Lo que seguro no pensaron los impulsores de esta política es que debían ponerse a trabajar más, para urdir respuestas ante una oleada de huelgas que hace tiempo no se veía. Ante lo que parece una ofensiva final contra el derecho de huelga, ¿Habrá llegado el fin de la paz laboral y el tiempo de defender el derecho de huelga con la huelga misma, como hace décadas?

sutin@prodigy.net.mx

 
   
 
 

 

 

 
 
 
 
 

 

 

Año 10. No. 533. del 06 al 12 mar 2016
Premio de Comunicación Alternativa
Ir al Inicio
Directorio
¿Quiénes Somos?
Contáctanos
Denuncias y Opiniones